Encontrando buenos lugares…

Estés o no de acuerdo con las restricciones COVID, es un hecho que se han implementado en varios sitios. Curiosamente, de forma indirecta, como resultado de una de esas medidas hice un descubrimiento:

En ocasiones encuentras grandes lugares solo porque te corrieron de otros.

Allí estaba yo, con todos los sillones y sillas ocupadas, sentado en las escaleras de la planta baja de un edificio mientras esperaba a mi papá. Hasta que el oficial de seguridad me pidió me retirara de la sala y que esperara afuera, debido a los límites de aforo por COVID.

Acepté, no contento, pero tampoco enojado. No sabía dónde esperar ahora, era un estacionamiento. Pero vi una extraña escultura roja. Decidí ir para allá a ver, al final de cuentas, tenía que hacer tiempo.

¡Fue una buena elección! Me encontré con un lugar especialmente diseñado para sentarse y descansar. Era justo el lugar que necesitaba y no sabía ni siquiera que existía. Tenía árboles, sombra, aire fresco, bancas y bastante espacio (sin obligación de ponerse cubrebocas). ¡Gracias por sacarme del edificio!

¿Cuál es la moraleja?

¿Cuántas veces insistimos en permanecer en lugares que verdaderamente creemos son buenos o positivos, cuando existen alternativas maravillosas allá afuera esperándonos?

Algunas ocasiones necesitamos un empujón para dar el primer paso, cuando eso ocurra dependerá de nosotros no quejarnos y aprovechar las oportunidades que nos han sido puestas enfrente.

Plus Ultra.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s