Mirar y Responder. Les Misérables

Hay maravillas que solo ves cuando te permites mirar. La vista apunta a algo, al objetivo deseado. En última instancia, a lo que apuntamos determina lo que vemos. Estamos atentos a lo que valoramos y fuera de su circunferencia hay ceguera. Somos capaces de elegir lo que queremos ver y a qué detalle. La profundidad de la vista nace de la decisión de hacerlo. No se llega a mirar profundamente sin proactividad.

En el inglés existen tres verbos relacionados con la vista y cada uno tiene una hondura mayor que el anterior: see, look, watch. El primero se traduce como «ver» y refiere a notar con los ojos. Look o «mirar» es dirigir los ojos a una dirección en particular. Mientras que watch implica mirar algo por un tiempo determinado y poner atención a lo que acontece. Esos tres verbos describen una gradualidad que va de la percepción hasta la acción consciente e intencional de observar.

En la película Les Misérables protagonizada por Hugh Jackman se aprecia el significado de mirar profundamente y su interrelación con ser proactivo. Los personajes más relevantes de la trama, por su protagonismo o por su impacto, tienen características contrastantes en su manera de ver el mundo y responder frente a él. La evolución de Jean Valjean es impactante, pasa de ser un prisionero resentido a ser un caballero agradecido. El impacto del Obispo Monsieur Myriel es determinante en esa evolución, gracias a la forma de vida que él llevaba. Por último, la experiencia de Javert es la más triste de la historia.

En un inicio Jean Valjean, maltrecho por sus experiencias y resentido con la vida es reactivo frente a sus circunstancias y se limita a ver lo que hay a su alrededor. Poco después de recibir su libertad provisional exclama que «la culpa es de ellos» y que él se limitaba a «odiar el mundo que ya lo odiaba». Actitudes comprensibles de una persona que sufrió injusticias perpetuadas por 20 años en la cárcel y por una rígida libertad provisional que lo empujaba al abismo. Aunque no por ser comprensible, es también saludable. La situación de Jean Valjean recuerda lo que escribe Edith Eder (2018) «Mientras me aferraba a esa rabia, yo estaba encadenada con él, encerrada en el doloroso pasado, encerrada en mi dolor».

Ese es el Jean Valjean que conoce al Obispo Monsieur Myriel, un hombre aún encerrado en el dolor y que vive reactivamente. No tiene manejo sobre sus circunstancias, sus decisiones y acciones son impulsos frente a ellas. En cambio, el Obispo Myriel revoluciona no solo las actitudes de Jean Valjean, sino sus principios y vida. Al ver a un hombre andrajoso a su puerta no le muestra desdén, sino, por el contrario, aceptación y cariño. Vio en él lo que otros no se permitían, miró profundamente en Valjean y se percató de que aquello que podía llegar a ser estaba empañado por el sufrimiento. Inclusive, vuelve a mirar atentamente y mostrar proactividad cuando Jean Valjean traiciona su confianza y lejos de reaccionar impulsivamente comprende y decide darle un nuevo regalo, no solo material sino espiritual, en que le ejemplifica que toda persona es capaz de decidir cómo responder frente a lo que se le presenta.

La película es muy gráfica al respecto. Valjean, en medio de sus reflexiones y dudas, exclama «veo de repente lo que no podía ver». Allí abrió su camino de proactividad, de responsabilidad frente a su vida y de cómo influir en la de los demás, comienza a ver en otros no objetos de odio, sino sujetos de amor. Él lo dice en sus últimas palabras «Aquí están mis memorias. La historia de alguien que dejó de odiar, de un hombre que solo aprendió a amar».

La vida de Javert muestra un andar diferente. Un hombre rudo, inflexible y convencido, también moldeado por fuertes circunstancias. Encargado de volver a encarcelar al delincuente Jean Valjean, por violar la ley. Desde su punto de vista, si alguien alguna vez fue delincuente siempre lo sería. Fue incapaz de mirar profundamente a Jean Valjean, se quedó ante lo superficial y fue él quien sufrió las consecuencias.

Después de décadas de perseguírlo, Javert fue incapaz de soportar que Valjean le dijese «no te echo la culpa de nada» y que se lo demostrase con hechos. Jean Valjean lo había perdonado, mas Javert no logró perdonarse a sí mismo y se suicidó. No aceptó que alguien fuese capaz de asumir tal responsabilidad de mejoría y cambio en su vida, que viera en los demás aquello que nadie más quería ver.

Les Misérables es enigmática porque entre Valjean y Javert quien permanece prisionero es Javert, encarcelado en la jaula que él creo para sí, de la que no escapó y por ello se mata. Mientras, Jean Valjean logra ser maestro de su vida y sostén de la de otros al conscientemente elegir su camino y la manera de observar la realidad y las personas en ella.

No es paradójico que el asumir la responsabilidad de actuar frente a las circunstancias equivalga a vivir una vida en libertad ni tampoco es contradictorio que el mirar atentamente a la realidad lleve a esa responsabilidad. Es por eso que no se llega a mirar profundamente sin proactividad, porque la persona elige hacerlo. Viktor Frankl (2004) llegó a conclusiones similares: «Cuando se acepta a la persona como un ser irrepetible, insustituible, entonces surge en toda su trascendencia la responsabilidad que el hombre asume ante el sentido de su existencia.»

Referencias

Eder, E. (2018). La bailarina de Auschwitz. Editorial Planeta.

Frankl, V. (2004). El hombre en busca de sentido. Herder Editorial.

Hooper, T. (Director). (2012). Les Misérables [Película]. Working Title Films.

2 responses to “Mirar y Responder. Les Misérables

  1. As a short story writer, reading this post really resonated with me. It’s so easy to get caught up in our own perspectives and react to the world around us without really taking the time to see things in a deeper, more intentional way. The idea of the three verbs “see, look, watch” and their increasing levels of depth really stood out to me. It’s something I often think about in my own writing – how do my characters see and react to the world around them? This post reminded me of the importance of choosing to be proactive and really taking the time to see and understand what’s happening in the world, rather than simply reacting to it. It’s a powerful reminder to always strive for depth in our writing and in our own lives.

    Liked by 1 person

    1. I am happy you liked it and that it was useful, too. You are right: the beauty of understanding the world is immense, and it can only be appreciated by intentionally watching it. I started reading some of your posts, and I liked them! Short fantasy stories that mix depth, a message, and fun. 

      Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s